Podcast: La nueva brecha digital: conectados, pero no competitivos.

Podcast: La nueva brecha digital: conectados, pero no competitivos.

¿De qué nos sirve tener acceso a Internet si no sabemos aprovechar las oportunidades que nos abre?

Paula Álvarez, Directora de ICDL Colombia, conversa con Adriana Molano, Directora de contenidos de Colombia Digital, sobre los retos de los colombianos en temas de apropiación tecnológica.

La falacia del nativo digital evidenció que la exposición a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) no necesariamente confirma la capacidad para usarla productivamente. Por ejemplo, un estudio realizado en 2014 demostró que las personas no son conscientes de sus falencias y su brecha digital: el 84% de las personas encuestadas aseguró tener un nivel ‘bueno’ o ‘muy bueno’ cuando se les preguntó sobre su nivel de conocimientos informáticos, lo cual no se vio reflejado en los resultados de las pruebas prácticas, pues el 49% de ellos obtuvo un resultado de ‘malo’ o ‘muy malo’.

Paula Álvarez afirma que la nueva brecha no es por acceso, ahora es la brecha del conocimiento, uso y apropiación de la tecnología. Necesitamos personas capaces de aprovechar los recursos tecnológicos que el Estado ha dispuesto para provecho de sus ciudadanos, porque ya tenemos Internet, pero ¿qué podemos hacer con él?

Escucha el podcast aquí:

 

 

 

Te puede interesar: ¿Para qué usamos Internet los colombianos?

Apoyamos el cierre de la brecha digital y laboral en Tunja: 40 teletrabajadores certificados y contratados

Apoyamos el cierre de la brecha digital y laboral en Tunja: 40 teletrabajadores certificados y contratados

Por primera vez a nivel nacional, una iniciativa completa el círculo de formación, certificación y ubicación laboral de teletrabajadores, aportando al cierre de la brecha digital, social y laboral.

Con el apoyo de la Alcaldía de Tunja y la Unidad Administrativa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ciudad, ICDL Colombia lideró la iniciativa ‘Tunja Teletrabaja’, orientada a desarrollar y certificar internacionalmente las competencias para el trabajo flexible de 200 personas de la ciudad, incluyendo madres cabeza de hogar, jóvenes en búsqueda de su primer empleo, mujeres mayores de 30 años y personas con discapacidad motriz, generando oportunidades de empleabilidad y generación de ingresos basadas en el uso de tecnología.

Más de 800 personas se inscribieron al proceso de selección para ser beneficiarios de la iniciativa. Los 200 participantes del proyecto recibieron formación bajo la modalidad b-learning (50 horas presenciales y 40 horas virtuales). Durante estas 90 horas desarrollaron las competencias necesarias para abordar la Certificación ICDL en el Perfil Teletrabajo.

Uno de los grandes éxitos del proyecto está en que, además de la certificación internacional, se dio la gestión de oportunidades para la vinculación laboral de 40 ciudadanos certificados, convirtiéndose así en el primer proyecto a nivel nacional que completa el círculo de formación, certificación y ubicación laboral para teletrabajadores.

Sin duda, las ciudades deben prepararse para nuevos entornos laborales globales más competitivos y aprovechar los beneficios del teletrabajo para impulsar su crecimiento como ciudades inteligentes y sostenibles.